Quisiera dar un homenaje a los balcones y terrazas que florecen en la primavera y tanta energía nos han dado en el confinamiento, llegando a ellas de puntillas a primera hora de la mañana para que nadie se despierte y poder disfrutar relajadamente de todas esas mañanas con aroma a café recién hecho, y disfrutar del silencio únicamente roto por el cantar de los pájaros que empiezan a revolotear abriendo el telón a un nuevo día.

Tú casa en el confinamiento

Estas pequeñas incluso en ocasiones diminutas estancias, nos han servido para evadirnos del confinamiento al que nos hemos visto obligados, han adquirido un espacio muy importante en las casas; momentos de paz, diversión y cita a las ocho para dar un gran aplauso a los sanitarios con esos perfectos desconocidos, nuestros vecinos, que poco a poco hemos ido descubriendo, sintiendo una mayor cercanía incluso generando momentos de complicidad y ahora saludamos por la calle con una gran sonrisa, asombro y sorpresa. Se han convertido con frecuencia en refugios para todos nosotros, que nos ha tocado ejercer de docentes de todas las materias, cocineros, limpiadores, animadores, malos, buenos, cuentacuentos profesionales, todo ello sin dejar de lado el resto de nuestras obligaciones anteriores. Todas nuestras actividades se desarrollaban en unos metros cuadrados y por suerte, balcones y terrazas empezaron a tener protagonismo en la casa, almohadones interiores pasaron a ser compartidos en el exterior, cajas se convirtieron en mesitas … por lo que nos dio tiempo en pensar y mirar, tanto fue así que aumento en un 97% la búsqueda en internet de “ideas para renovar la terraza” , un 98% “ideas económicas para patios”, un 658% “ideas low cost para jardines”.

Yo siempre he pensado que lo económico es muy efímero, ¿por qué lo barato es lo económico? Para mi esta pregunta tiene varias respuestas o hacerse más preguntan dentro de la misma pregunta. Si hablamos de marcas, prestigio, popularidad, es verdad que los precios se disparan y son muy superiores, pero si lo que buscamos es un producto de gran calidad, podemos encontrar fabricantes como el Patio de Pilar que, sin hacer grandes publicidades, con la filosofía de invertir en máxima calidad, ajustando los precios para poder llegar a más gente, son muy competitivos.

El Patio de Pilar, más que una fábrica se convierten en ateliers de mobiliario exterior, dando protagonismo y personalidad a cada uno de sus pedidos para ofrecer soluciones a las terrazas y balcones que en muchas ocasiones son de espacios reducidos, medidas concretas y estilos diferentes. Por lo que contestando a la pregunta ¿lo barato es lo económico?, No cuando tenemos la posibilidad de comprar productos de alta calidad a precios asequibles. Si hablamos de calidades, pienso que lo barato es caro y más cuando se está hablando de telas exterior que tienen una tecnología innovadora específica para resistir y perdurar años sin perder sus propiedades ante los rayos UV, antibacteriano, resistentes al agua clorada o de mar, resistentes a la intemperie y al moho, que pueden ser usadas durante todo el año, sin necesidad de guardarlas por miedo a que la lluvia o pierda el color por el sol. Por todo ello, vamos a ahorrar tiempo, preocupaciones y lo más importante dinero debido a la durabilidad sin perder sus características, en vez de comprar cada año unos cojines de interior, (donde se generan bacterias por la humedad acumulada en un tejido no apto para exterior) para utilizar en el exterior ¿porque no comprar desde el principio los adecuados para el exterior?, así ahorraremos dinero, y disfrutaremos de los productos mucho más tiempo. Por lo que lo barato no es económico. Y otra cosa muy importante, la naturaleza nos lo agradecerá, reduciremos residuos, compremos cosas para que duren.

Ahora que la naturaleza nos ha dado un “buen toque de atención” dejándonos confinados en casa más de 2 meses, y viendo con nuestros propios ojos como podemos intentar no ir contra la naturaleza, que en este corto espacio de tiempo nos ha vuelto a enseñar los cielos azules de las ciudades , las aguas cristalinas de nuestros mares…. Volvamos de la calma concienciados con la naturaleza, empecemos a disfrutar de nuestros familiares, amigos en nuestras terrazas y balcones con un nuevo aire.